sábado, 31 de mayo de 2008

Hangover is the last notion of Karma and Justice that we have in this very licentious world.

viernes, 30 de mayo de 2008

Lorena says:
tengo gripa y regla, reina
Lorena says:
soy un asco
Lorena says:
sólo para decirte ello
Sylvie Sulphur says:
y estás despeinada?
Lorena says:
muy
Sylvie Sulphur says:
eso SÍ  es grave
Lorena says:
y seguro tengo rimel corrido
Sylvie Sulphur says:
con lo otro, se vive
Sylvie Sulphur says:
Dios, calla, calla

jueves, 29 de mayo de 2008



En la banca que está afuera de la capilla esperaban Carlos y Pablo, Carolina en el salón más puerco que nunca. Sólo que esta vez al entrar no dije mi frase de siempre: "abran las ventanas, huele a cuerpos". La última vez que la dije hubo réplica: ¿Qué tipo de cuerpos? ¿vivos o muertos? ¿sudados? ¿quemados? ¿cubiertos de chocolate? ¿descompuestos? (Mi frase de costumbre tenía una variante: huele a humano, lo cual tenía otra variante: huele a humanidad -el olor no era otro que el de cualquier salón que contenga treinta cuerpos adolescentes durante siete horas-).

El resfriado empezaba a atacar.

Tratamos de ponernos de acuerdo para el Festival Cultural. Acordamos hacer un volante con aforismos (de cuya publicación desconfío enteramente). Después de eso dije que nos iríamos temprano pero hubo protestas (créalo usted o no, pidieron quedarse las dos horas), dije entonces que diría un discurso menstrual.

--Eso no suena bien. ¿No estás hablando de un discurso mensual o semestral?
--No. Este será un discurso menstrual, respeten mis hormonas.



El tal discurso no sé si fue breve, pero fue discutido. No hubo melodrama, se habló de la escritura de cada uno y de las faltas de la propia, se habló de buscar lecturas, de la creatividad y de su muerte, del ego, de que la búsqueda de la perfección limita, del miedo, de las dualidades, de los descubrimientos, de los juegos, de la originalidad, de los cuentos eróticos donde las nalgas no son perfectas y las mujeres tienen masectomías.

El resfriado continuaba avanzando, la sangre uterina empezaba a derramarse.

No hubo un recuento, sólo una conversación final. Ninis revoloteaba. Su mentón en el hombro de Alan, luego leía al lado de Carolina, luego dibujaba. Ellos me habían pedido que la llevara a la última clase, querían despedirse los muy cursis. Cuando todo acabó fue ella quien, trepada en una silla que bailaba, nos tomó estas fotos donde falta Mónica, que estaba cantando.



De izquierda a derecha: Humberto, Carolina, Aisse, Una, Felipe, Pablo, Alan, Carlos.

miércoles, 28 de mayo de 2008

martes, 27 de mayo de 2008

Un par de video-regalos de aquella fiesta en la que celebramos los 52 de Doña Gaby D.

"I do" de la Miriam-Gaby.


Directamente de Hermo, la Oli y la Syl.

sábado, 24 de mayo de 2008

El cumple de Gaby en un tradicional día de las Madres Rosariteño.

Esme y Miriam-Gaby


Pink Ballerina and Birthday Girl



Una en plena transformación, Esme, Abril, Miriam-Gaby

La transformación concluída de una. Tambor en proceso.


Tambor y su sexy orange chest hair.


Omarcela


Jenny Donovan


Un cumple Youtube decadente.


Gaby, Esme, Miriam-Gaby.






Monterrey


Jenny, Abril.

Champaña

Mine


Broza.

Duermo casi doce horas sin querer, despierto perdida en la madrugada, ya sin sueño. Me levanto, doy una vuelta, voy al baño, vuelvo a acostarme, duermo de nuevo. Despierto con las chispitas de lluvia en el tragaluz. Hace tanto que necesitaba de este descanso.

miércoles, 21 de mayo de 2008

Los 8 de Ninis.




Sonrían fieras.



Anuncio: espere usted próximamente fotos, y quizá videos, de la fiesta de payasos en el planeta Melmac.
Los alumnos jugando con mi cámara.









Carlos


Una


Carolina




Pablo


Humberto




Felipe


El bordo con federales en Playas de Tijuana/Imperial Beach (el mejor lugar para comprar Tostilocos después de clase).


Un dibujo de Ninis en el pizarrón (últimamente ella me acompaña a clase). Fue su venganza por haberle dicho que se estuviera calladita y no interrumpiera.
Everyone is against you: the traffic, the people on the street, the coffee that blows up on you. You've never seen art that you like, you don't like company and you don't like to be alone. You can't stand me.

I had a taste of coffee or chocolate or something that's gonna keep me awake tonight surrounded by the silence of the house.

Maybe one day I will be like those women that call themselves "Mrs", maybe i'll even wear flowered hats. But right now I want to be as far away from that as my own individuality allows me.

If i'm gonna be thought of in plural, I would like to be a herd, not a couple.
El sentido común es un invento perverso.

lunes, 19 de mayo de 2008

Part time alone, full time mother. I print resumes and hope for responses. Wonder about the mechanisms of economy and fear. Think of superstructure, fall asleep and wake up belonging to a place that I can't shake. I lay down on the sofa: glasses on, shoes on, fully responsable, completly concious. Nothing changes, only I become more and more and more flexible. Im so tangled.

A visit asks if the legs are as soft as the hands look. I answer: Well, you'll never know. I smile.

Then I sell a Te Amo and then I think about it: I sell Te Amos for living, do you want a Te Amo? pay for it, I'll cut it and teach you how to put it on fire. If you want it to go, i'll bag it for you. You're in luck, the Te Amos that I have right now are very moist and soft, listen to them, smell them, taste them, buy them, you wont regret it, they're only $12 bucks.

domingo, 18 de mayo de 2008

Eramos cuatro y uno más que hacía una aparición especial cada media hora. Nos describía todas las maneras en que podría violar a su abuela, nos hablaba del tamaño de sus nalgas y de lo hija de la chingada que era. Usaba la palabra pendejos para referirse a su vello púbico y daba permiso a quien lo escuchara de imaginarse como la violaba y de sugerir nuevas maneras o de participar en el atentado imaginario. Después habló de matarla.
Yo decía:

--Pero cómo es posible que digas eso de tu abuela, si las abuelas son intocables y buenas?
--Mi abuela es una cabrona, la hija de la chingada se merece eso y más, y estaría encantada la muy culera.

Las risas estallaban y él salía para volver media hora después, aún más borracho, aún más pirata, con las mejores historias pornográficas actuadas entre ademanes obscenos y carcajadas retorcidas.

Teníamos que irnos, nuestra pequeña fiesta decaía y ya no nos interesaban las historias de Pepe el Toro que un hombre llamado Corazón nos contó hasta el aburrimiento. Salimos, yo no estaba en condiciones de manejar y ella se reía de mí.

--Vamos a la Quinceañera?
--No sé donde es...
--Pues la buscamos no?

Allá fuimos, llegamos a un salón, había dos policías en la puerta y gente afuera. No sé si dimos las buenas noches. Yo buscaba alguna cara familiar, mi mamá, una tía, mi hija con su vestido rosa, pero nada, hasta que vi a una mujer de vestido blanco y un hombre de traje negro. Estábamos en la pista de baile cuando me dí cuenta de que eso no era una quinceañera, sino una boda, se lo dije y ella sólo me respondió:

--No importa, vamos a bailar!

Y bailamos, o algo así, aunque yo no quería, la gente nos miraba, nadie nos conocía. Tuve el temor de que llegara el policía a sacarnos. Volvimos a manejar hasta encontrar la verdadera quinceañera familiar y volvimos a bailar: twist, cumbia, yo que sé. En algún momento algún amigo de algún primo se puso de rodillas frente a mí en un extraño paso de baile que me hizo retroceder y pensar en la comodidad del pudor y la civilidad del respeto al espacio personal propio y ajeno.

sábado, 17 de mayo de 2008

viernes, 16 de mayo de 2008

jueves, 15 de mayo de 2008

Pedí aburrimiento y se me concedió. Ahí estaba en mediodía de miércoles rodeada de papelitos zig zag, habanos, libros feos y un piso que demandaba trapeador. Ni un solo cliente en dos horas. La Vanity Fair en la segunda vuelta. Sin ganas de pedirle al chileno un café y con menos ganas de prepararme uno. En el punto más alto del aburrrimiento recogí las llaves de la mesita, cerré la puerta con seguro. Manejé durante algunas cuadras para detenerme en el mercado a buscar una revista. (En este pueblo donde no hay puestos de periódicos y las únicas ilbrerías que hay se especializan en textos religiosos, cuando hay ganas de leer se va a la papelería Mimí o a la Comercial Mexicana)

Me detuve frente a los estantes de revistas brillositas: una suave y redonda nalga entangada en la TV Notas, los ojos transparentes de Eduardo Verástegui en la portada de HOLA!, como reparar el motor de una podadora en Mecanica Popular, las mejores recetas para el verano en Cocina Fácil, el ejemplar de sexo de Muy Interesante y frente a mi dando saltitos pidiéndome que la levantara estaba La Tempestad. La Tempestad en la Comercial de Rosarito, ha de ser pirateada, pensé, o quiza sea una broma, porque ¿Quién va a comprar La Tempestad en la Comercial Mexicana de Quinta plaza? ojeé y hojeé la revista con algo de flojera, encontré un cuento de Cristina Rivera-Garza. Me aventuré a buscar algo más, con suerte y me encontraría una Replicante. Entre unas revistas de economia y decoración estaba una Letras Libres, la abrí para descubrir un texto de Ernesto Priego sobre los blogs, las ilustraciones eran imágenes de los blogs del Yepez y de la querida y generosa y ultra chambeadora y responsable y que es la persona que me ha regalado el ramo de rosas mas grandote que he recibido en mi vida: Maggie Valencia, (aka, Sayak Yetel). Di un vistazo superficial al texto de Priego, lo encontré salpicado de referencias a Mc Luhan, a Deleuze y Guattari, y que el rizoma y que la madre y que el lenguaje y la posmodernidad (esto último no sé si lo estoy recordando o lo acabo de inventar porque siempre que se habla de unos se habla de lo otro, en fin), además la portada anunciaba un cuento de Cristina Rivera-Garza. Órale, doña Cristina le anda chambeando con ganas; hay dos textos suyos en la misma Comercial.

Me debatía entre Letras y La Tempestad, $50 vs $42, y luego Vanidades me sonrió con su mirada rubia. Me sentí retro. Pestañas, princesas, cocina y decoración. Corin Tellado, señoras y señores. Recordé su compañía en salas de espera y en filas de supermercado. La tentación y la verguenza a cambio de $29 pesos, una ganga (y debo confesar con todo el cinismo de que soy capaz que fue una decisión nada difícil).
sueño un hotel

martes, 13 de mayo de 2008

I miss my blog, never have time for it anymore. I miss being bored, I miss my rest and my imaginary life, I miss having time to do my nails or shape my eyebrows. Sólo un mes más...

lunes, 12 de mayo de 2008

sábado, 10 de mayo de 2008

Happy Mother´s day... MOTHERFUCKER! jajajajajaja, todavía ando peda.

The sweetness of Ash on the phone.


la canción que me despertó.

viernes, 9 de mayo de 2008

Ella me preguntó si queria un espejo cuando yo sentía su cabeza atravesándome. Quieres un espejo para ver que otro cuerpo te parte a la mitad?

La que diga sí, esta loca o muy enferma. No dije nada, sólo aventé el espejo con la mano y empujé con todas mis piernas y mis brazos y mis fuerzas y salió. Que si grité, pues no sé, recuerdo un gemido largo, era gritar apretando los dientes y los labios.

le han hablado a usted del anillo de fuego?

es uno de los momentos del parto. Es cuando ocurren los desgarres y la sangre y a veces, momentos después, la muerte. Yo sé lo que es un anillo de fuego, Nadie habla de él, pero después de parir, que no me hablen de dolor. Yo sé.

Feliz cumpleaños Ninis. 09-05-00-00:03


Señoras y señores, no dejen de ver este video.

Don Tom Waits empieza su tour en Phoenix el 17 y 18 de junio.

jueves, 8 de mayo de 2008

Hace ocho años como a esta hora una mujer me rompió la fuente. Se llamaba Brooke.

martes, 6 de mayo de 2008

En Tijuana está prohibido traer las ventanas polarizadas. Mi carro tiene ventanas polarizadas. La policía monta operativos en los cruceros para multar a los conductores cuyos carros tengan ventanas polarizadas.

En San Diego está prohibido conducir un carro sin seguro para accidentes. Mi carro no esta asegurado. La policía monta operativos en la frontera para despojar de su carro a los conductores que lleven carro sin seguro.

Hoy fui a Tijuana y a San Diego. Mi carro descansa afuera. Las dos temblamos un par de veces. Vi que las grúas arrastraban los carros de los dos lados de la frontera. Soy una mujer con suerte (al menos por hoy).

domingo, 4 de mayo de 2008

El olor del cuerpo cambia. Se sienten cosas rompiéndose, pequeñas explosiones, desgarres, el cuerpo se revienta por dentro. Luego es la sangre, escurre a gotas y a borbotones. Los coágulos se expulsan entre pequeños espasmos, es una sensación repulsiva y húmeda que se une al cansancio y al dolor de la espalda y al de la cadera. Una sólo quiere dormir, envolverse en una cobija, permanecer a oscuras. Esto ha ocurrido una vez cada veintiocho días desde hace veintidós años.
-A ver tú que según eres muy atea.
-No compa, de donde sacó usted que yo soy atea? Soy panteísta. No se meta conmigo.

(el panteísmo ultilizado como escudo es la mejor manera de evitar innecesarias discusiones teológicas con exdueños de bares, testigos de jehová, familiares políticos, etc.)

sábado, 3 de mayo de 2008

El viejo jeep cubierto de polvo y mierda de paloma (perdón Paloma, pero en el techo de mi casa viven tus tocayas y les encanta cagarse sobre el cofre de mi carro), la chamarra de siempre y mis calcetines escotados (oh si, tengo calcetines escotados), crucé la calle, caminé por la banqueta, me hice buey para no saludar a unas gentes que estaban ahí cerca, estaba por cruzar la puerta cuando el tipo me llamó: Oye, me gusta tu look, puedo tomarte una foto? No sé de qué puse cara. Ahora resulta que tengo look. Como que una foto a ver, y eso para qué o qué. Habló brevemente sobre un sitio de internet o una revista o algo y que le habia gustado como estaba vestida y quería tomarme una foto. No me moví ni un milimetro de la puerta, ni siquiera volteé el cuerpo, sólo la cara. Fui presa de la paranoia colectiva: ¿Y si es un secuestrador que anda profileando a la gente del pueblo? Tuve un buen rato de duda y luego escogí la excusa más frívola (y creíble, y educada) para no dejar que me tomara la tal foto: ay no, vuelve al ratito, ando sin maquillar, pero gracias. Sí, sí, aquí voy a estar.

El día se fue con lentitud, poca gente, pocas ventas, algo de brain fog. Estaba a punto de caerme de sueño cuando al tiempo llegó la muchacha que vende películas (compré Bosque de sombras y Paranoid Park) y las señoras Melmac: Jenny y Gaby (la úlima estrenando su tatuaje de jarra de koolaid). Debo decir que me alegraron el día porque a veces se me olvida que la escritura es juego y es risa y porque la Gaby me descubre y despabila los gustos: violencia y frivolidad, pa qué buscarle tres pies al gato.


Foto de Hernán Cortegoso.
I'm not gonna make a tragedy about the life in this town, since is more a tragicomedy. Some people would feel scared if they find themselves suddenly in a supermarket filled with policia federales carrying R-15s, but us smile and play the game of finding the aisle that is unarmed, and when we bump into one of the federales we say: cuidado con su pistolota. And we look at them buying ham and bananas, bread. Each one pays for his own food but they have trouble finding the money in their pockets at the cashier, is very difficult to buy winnies, bread and a soda when carrying a heavy gun that must point to the floor at all times, but what should one do with it? maybe that nice lady behind me would want to hold it while I pay, but what if she snaps when she feels the power of the gun and starts shooting us all, even the chubby cashier and the bag boy? no, I better not ask her for any help.

jueves, 1 de mayo de 2008

Mi mamá era obligada a ir a misa todos los domingos y a rezar el Rosario todos los días por la tarde, por eso no me inculcó religión a mí. Le dijeron que casarse no-virgen equivale a ser despreciada y andar rodando por el mundo de hombre en hombre y eso me lo repitió, palabras más, palabras menos, y por eso mismo me deshice de mi virginidad en la primera oportunidad que tuve. Mi mamá nació en Rosarito, al igual que nueve de sus diez hermanos y al igual que el resto de sus hermanas, compartió las tareas de lavar la ropa de los más pequeños y de hacer tortillas de harina para todos.

Mi mamá no era hippie (ay no, hija, esos ni se bañaban y te los encontrabas afuera de la panadería con un birote todos apestosos con sus collares de semillas, eso de lo hippie era para gringos), ella mas bien era chica a go go (con pelucas, minifaldas y pestañas postizas). Mi mamá tuvo una banda que se llamaba "Los Perico's Boys".

A mi mamá le gustaba Roberto Jordán,

amor de verano
mi primer amor
amor de estudiante
ya se terminó

los Teen Tops, los Moonlights, Los Camisas Negras, Los Apson.

Cuando yo recuerdo que una vez me engañó
el dolor me hace ver que al dejarla yo tuve razón.
Oh, yo no sé qué voy a hacer,
su ausencia me mata y yo no puedo volver.

Fue en un café donde yo la dejé
fue en un café donde la abandoné
fue en un café donde la ví llorar
fue en un café y no quise escuchar

Mi mamá se iba los domingos a las tardeadas de rockola con sus hermanas y los novios hasta que el novio de ella se fue a California y volvió casado con una mujer que tenía dos hijos, el ahora exnovio no pudo tener hijos propios debido a un accidente de caballo:

--Qué bueno que se casó con ella, porque si se hubiera casado conmigo no habrías nacido tú.
--No, ma, yo no sé como le hago pero yo de que nazco, nazco.

Mi mamá me heredó las piernas y las caderitas, la mala dentadura, la mandíbula fuerte, el cutis desafortunado, el perfíl de pocos amigos.

Mi mamá era amazona: levantaba pesas, hacía lagartijas, iba diario a la playa y un día se le ocurrió entrar a un equipo de futbol, así la conoció mi papá: viéndola jugar desde las gradas.

Mi mamá siempre dice: "pues quién sabe".
Son necesarios como MINIMO 2 votos para hacer real la realidad. Los artistas que han trabajado años por delante de su época, han descubierto eso, y los casos de demencia y de supuesta alucinación lo han puesto también al descubierto. Si eres el único que ves una visión, te llaman santo o loco.

Lo dijo don Charles Bukowski en un cuento donde una cobija quiere matar al personaje (el libro es "La máquina de follar").

Estos días de madre soltera desayuno agua, voy al colegio de mi hija y descubro que soy la mamá "popular" entre los niños, paso el día en la tienda aunque a veces no haya clentes en cuatro horas, voy al banco, voy a mis clases, me divierte que un alumno me diga que soy la única de sus profes a quien no ha insultado (me conmueve saber que a pesar de haberse dado de baja de la escuela, continúa llegando a mi clase), releo a don Buko en el shop y un cacho de Bolaño en la fila del banco, la escritura anda perdida y para no extrañarla hago un mole verde con arroz coloradito que me queda increíble, ceno sola y duermo sin recordar mis sueños.