sábado, 31 de mayo de 2014

Power lines
Palm trees
Antena de celular disfrazada de pino
Arbol de corcho
Cielo amarillorosaazul
Cava
El apartamento-hotel de las cajas
Mi carro lleno de todo lo que ya no quiero
Celebro casi homeless
Luna y estrella de Los deseos
La iglesia que no conoci
Hoy es la despedida

domingo, 25 de mayo de 2014

Otra vez. Es hora de cerrar y de irse. Dice la Ninis que todo lo que pasa es closure. Que por eso falla el seguro de la puerta del baño. Que por eso se murió Violeta. Que poco a poco por eso se fueron descomponiendo los aparatos: el primer teléfono que tuvimos en esta casa, el DVD. Cuando se rompe algo, cuando pasa cualquier cosa la culpa es de eso a lo que ella llama closure.

Nos empezamos a despedir  del pueblo desde hace dos años, empezamos a acostumbrarnos, a estar cada vez un poco más lejos. Yo hice las cartas de amor requeridas y fui dejándolo todo. Ahora volvemos solo para irnos de nuevo y por mucho tiempo. 

Estamos huyendo del lugar al que todos quieren migrar.

A veces necesito hacer listas en las que puedo ver la ruta que he seguido. 

Recuerdo que en el año nuevo estuve en la mesa de mi madre con mis hermanos y las botellas de chapagne eran interminables y comíamos chocolates y nos reimos mucho y yo dije: el próximo año va a ser de cosecha. Y sí, en mi cumpleaños empezó todo, no ha parado, no quiero que se detenga.

Mientras, trabajo sin descanso. 

 

domingo, 11 de mayo de 2014

"La voz y el punto de vista de la cronista fluctúan entre una intermitente permanencia fallida y los intentos por prevalecer, ante el caos del fin del mundo. Lorena se reapropia del arcaísmo batahola de las notas policiacas y frente al lector arma una confusión violenta de géneros literarios. Desarma y arma un cuidadoso desmadre a partir de la crónica cultural que se híbrida con: la anécdota, el diario, la minucia editorial, el epigrama, el retrato, la glosa, la instantánea, el relato mínimo, el cuento, el atisbo autobiográfico, las detonaciones tuiteras, los amagos neocostumbristas, el testimonio, el ejercicio metanarrativo, el homenaje y transgresión a la ciudad letrada de su generación y, finalmente, la novela en ciernes entre mundos agotados. Más que un diario, es una falsa cronología de itinerancias por Rosarito, Tijuana y el sur de California. Es una errar sin término. Testimonia sincopadamente la transformación proteica de la región transfronteriza, las maneras para entrar, circular, transcurrir y no salir. No son textos para residir, sino para fluir sin tregua, sin arribo y sin retorno".
–Mario Martín-Flores.


Pronto en http://www.editorialfoc.me