martes, 31 de agosto de 2010

Sin darme cuenta he dejado, casi completamente, de fumar.
Vino, se sentó en la silla de la computadora, es una de las pocas personas que conoce mi cuarto.

(se ha dado cuenta usted que nuestros espacios se hacen tan nuestros, tan conocidos, tan íntimos que a veces cansan)

--¿Cómo estás?
--No estoy feliz

A veces las respuestas son tan conocidas como los espacios, pero siempre hay una excepción.

(extraño las crónicas)

sábado, 28 de agosto de 2010

Frente a mi ventana una casa se derrumba todos los días.

Cuando la noche está más negra, la luz de la calle cae sobre la caja blanca de un camión de carga. Cada que la veo me sorprende; siento que en cualquier momento podría empezar una película.

Todos los días mi carretera atraviesa el lugar donde un día tuvo el corazón un cerro.

Una de las partes más bellas del cuerpo de los hombres es el meñique, una de las más feas es el pulgar.

I don't know what he is, but he's not a writer. Let's say he's an architect who sometimes makes books.

Una de las partes más bellas del cuerpo de las mujeres es el brillo que a veces aparece en la piel de los hombros.

Tenemos una esquina de cielo, un poco de mar, un salón de música, un enorme pasillo solitario, un suelo liso, una ventana con luz blanca y silencio. Ahí escribimos.

(Aquí huele a café)

Los recuerdos de lo desconocido tienen la condición de morir y permanecer al mismo tiempo.

(ahora estoy enamorada de recuerdos)

martes, 24 de agosto de 2010

(A veces me divierte mucho mi clase de filosofía)

(y me gusta)

(los alumnos me dan una sensación casi tan terrible, vacía y absurda como la esperanza)
Con la escritura cansada no se puede escribir.

lunes, 23 de agosto de 2010

The 80 year old priest that has accidentally kissed my lips told me today that he has cancer and will start chemo soon.
I almost broke in tears (when I remembered that chemo killed Jesse).

He just told me:

--Don't.

Then he left.

domingo, 22 de agosto de 2010

Eran buenos tiempos.
La dedicatoria dice:


Para Lorena.

Si la vida sin filosofía no es posible, tampoco la mujer.

Horst Matthai
Marzo 20, 1998

Hoy, después de pasar un día en la alberca y de comer taquitos de pescado con la familia que casi no veo, llegué a casa pensando en los alumnos y me puse a buscar El Banquete, de Platón, en mi librero. Pero luego me encontré con Pensar y Ser I, al ver la dedicatoria pensé que sin duda, hay días que no podrían ser mejores.

(y eso que los domingos sólo sirven para agarrarse a patadas)



sábado, 21 de agosto de 2010

We where at a wedding when his widow told me about the day he died. She said:

--Empecé a ver cosas que nunca había visto antes. Y yo ya lo había visto todo, fueron más de tres años de luchar con la leucemia.

She told me about his nails turning purple, his struggle to breath. The doctor saying that the treatment had failed and there was nothing else to do.

I imagined him fighting death. His body was dying while his mind was lucid. He knew that he would die that day.

Last night I dreamed of him. We were sitting next to each other, he looked really dark, maybe a little purple, he was big and robust, like he looked when he wasn't suffering with the effects of chemotherapy. We didn't talk but I kissed his shoulder once and then we kept sitting in silence.

jueves, 19 de agosto de 2010

Un perro respirando detrás de mi oído derecho.

(el sueño de anoche)
El amor es un sentimiento de identificación falsa.


--Alex Solórzano, divagando en clase de filosofía.
Un día fui extra en programas de monstruos de bajo presupuesto (los programas y los monstruos).


Si no tiene usted nada que hacer le recomiendo que vea esto:


http://www.casttv.com/shows/tremors-the-series/graboid-rights/oz0rzp1

Es bastante fabuloso. Mi papel es el de ambientalista-defensora de los derechos de los monstruos.

Además verá a la Ash Puig, la Mariana Martínez, el Kiki, la Marisol, el Luis Gordo, el Ron Gláubitz, la Leslie Dreamaddictive, Fernando, David, Brisa y muchos extras más.

(la serie se llamaba Tremors)

(save the worm!)
Susurro. Oficina-refugio de huracanes. Momentos previos al mediodía

No quiero que me oiga Lorena, pero yo digo que la camiseta de talla small es para bulímicas... sí, es para gente que no es normal.

(Un poco muerta de la risa)

Tengo oído biónico.

Y soy flaca, pero sana y tragona aunque use talla small.

martes, 17 de agosto de 2010

domingo, 15 de agosto de 2010

(uso para dormir la blusa que le gustaba a la mamá de Toño)

Era casi la media noche, escapabamos de la fiesta donde los muñequitos del pastel eran unos novios con cañas de pescar. Nos detuvimos frente al acantilado, abajo estaba el mar. Dije y me respondieron:

--Esto está bueno para que se mate un borracho.
--Pero no te preocupes, aquí casi no hay.

Eramos un grupo familiar pequeño; un par de hermanos, un par de amigos, algunos niños, todos de mi familia. Alguien encendio las luces de un carro, el mar se iluminó.

Adentro primos, tías, sobrinos bailaban y hacían líneas de conga. ¿Le he dicho a usted alguna vez que a mi familia le encantan las fiestas escandalosas? En la puerta unos policías con automáticas largas apuntando el suelo veían la pista de baile, el saltadero, el sudor derramandose, los vestidos hawaianos.

Mi familia nuclear nunca fue así, siempre hemos sido los aburridos. A los otros les gusta el fut, tiran desmadre en los juegos, gritan "Arriba La Gloria", se ponen la camiseta del equipo y no se acuerdan del bloqueador ni del sombrero. Cantan, bailan, celebran cumpleaños masivos que duran dos días, conmemoran la muerte de los abuelos cantando caciones de Juan Gabriel en el panteón, comiendo taquitos de chicharrón y queso fresco. Arman festejos donde aparecen mágicamente ollas de menudo, hieleras repletas de tamales, platos con pozole y lo que nunca falla: birria, arroz, frijolitos, salsa de chile de árbol, cilantro, cebolla, tortillas, cucharas de plástico y una botellota de Coca en medio de la mesa.

Pero nosotros saludamos y luego nos vamos a la esquina o a platicar con las tías chismosas, hasta que llegan los primos y tratan de hacernos bailar, de obligarnos a ser parte de la fiesta, no entienden que lo somos, pero de otro modo.

En silencio pasamos lista: notamos las ausencias, casi siempre trágicas, los muertos bailando con los vivos, los encerrados, los perdidos, las que no llegaron porque hace frío, porque se quedaron a cuidar a los chamacos, a la mamá, a la casa.

Frente al mar helado digo un lastimero:

--Me duele la panza.

Desaparezco  y me hago pequeñita en el carro, me quedo dormida antes de llegar a casa.

sábado, 14 de agosto de 2010

Adoro mis clases en la prepa, me encanta ver como algunas veces algo truena por encima de la cabeza de los alumnos, luego les cambia la mirada, la conversación, el rumbo. Es bien bonito.

Ahora que combino dos trabajos, tuve que dejar algunas cosas de la prepa: el cafecito en la incubadora (así llamamos la oficina que compartimos las profes de la coordinación de comunicación y lenguaje), las pláticas con los alumnos después de clases, el taller literario que daba por las tardes.

Dejar el taller fue triste, pero las horas ya no me daban. Y no sabía que hacer con los alumnos que ya estaban escribiendo, los mismos que de ninguna manera correrían el riesgo de recibir un pelotazo en la cara y que no se expondrían a actuar en obras de teatro o a pintar florecitas y corazones. Pensé como les diría que ya, no más. Era como un break up complicado, de esos que no se dan por falta de amor, sino por tiempo, vida, distancia, cosas prácticas y luego vienen las preguntas: ¿cómo le digo? ¿qué le digo? ¿y si llora?

Durante el viaje al D.F. me encontré con un ex-alumno del primer momento del taller, quien ahora estudia literatura, ha ganado premios y becas, ya empezó a publicar.  Pensé que no habría mejor persona para quedarse con el taller y se lo propuse, a Humberto le encantó la idea. Entonces, a partir de este semestre, don Humberto Peña Cano, quien acaba de volver de un viaje por Berlin, Budapest, Paris, Praga, Florencia, Barcelona, Amsterdam y no sé donde más, se queda con mis alumnos del taller literario en la prepa.


Le di varias recomendaciones:

Escúchalos.
Deja que te pregunten lo que sea.
Don't sleep/smoke/drink with your students.

Hasta hoy el cambio ha sido una rutina agradable: doy un par de clases en la prepa, luego subo a la universidad, a mi oficina-refugio de huracanes. Me gustaba que me habían dado el estacionamiento número 8, porque es mi número favorito (y lo es porque fue la única tabla de multiplicar que memoricé en la primaria), pero después una maestra me pidió por sus rodillas que le cambiara el lugar, no pude negarme, me gustaba el 8, pero mis rodillas están buenas y me gusta subir escaleras, ahora tengo el 24, que no me gustaba, pero luego me puse a multiplicar 8 x 3 = 24.

Pinche consuelo.


miércoles, 11 de agosto de 2010

martes, 10 de agosto de 2010

I...

Must write something about a fridge.

Must sell something that will include the word "golf". Perhaps the word "hotel" will have some impact.

Love my students.

Listen to someone else's phone ring at midnight.

Want to drink water lying on the roof on a clear night.

Know the idea sounds good, but it would be cold and uncomfortable.

Love my bed.

Have been sensing people's energy or something (cops, by example, they feel like killers).

Remember that I should always trust that first instinct, the one that comes before words, or ideas, or smiles or kisses.

love subtle closeness.

(and nostalgia)

lunes, 9 de agosto de 2010

Hay cosas que ya no puedo decir aquí.

Extraño un poco eso que tenía antes: podía quejarme casi de lo que fuera, hablar de menstruaciones, inventar personajes con los empleados de las oficinas públicas,  dejar recados secretos, hacer crónicas sin sentido sobre viajes, consultorios médicos, dolores imaginarios, paseos inverosímiles.

Pero ya no. Al menos por ahora no.

La autocensura viene de distintos lados, no de uno solo. Ya habrá un momento en que suelte los dedos, por hoy se quedan amarraditos, quietecitos, cautelosos.

(aunque me caen mejor cuando pueden ser sivergüenzas)

sábado, 7 de agosto de 2010

Filosofía I.
Dos grupos: Físicos y Humanidades.


Literatura I.
Dos grupos.


El lunes empieza la diversión.



Yesterday a priest offered to change my tire.

viernes, 6 de agosto de 2010


I will work on that invoice. I can't go to SD, I was forced by the migras to leave my tourist visa the last time I tried to cross to SD, they said that since I am in the process of getting my resident visa, I'm not allowed to have a tourist visa anymore, so unless I go across swimming or inside a trunk, I can't go to the US.

...
Me puedes decir por favor cual sería la manera correcta o la mejor manera de lavar los pantalones de vestir que voy a usar para la escuela

Te lo agradeceré mucho

Te mando un beso, me saludas a la Ninis por favor y le das un beso de mi parte, cuídense mucho.

...

We lost the summer. The sun just shows up at sunset. The mornings are gray. It's hard to say what happens at noon because by then I'm in my office and I just see a little bit of that flat white boring northern light. 

I love the questions from my cousin about the proper way to wash clothes or select a suit. Those questions have an orphan quality that makes them feel like this summer: incredibly lost and light-less.

jueves, 5 de agosto de 2010

A hotel room called Pompey, filled with young philosophy students who were thirsty for bars and cheap beer.

Me, thinking: I'm too old for sleepovers. I won't share my bed with anyone but my daughter.

Me, calculating: all oh these kids are going to come back in the middle of the night making noise. I should try to find another room.

Candy.

A little girl dancing.

An open bathroom door.

A hallway.

A friend who tells me to put up the volume.

Walls made of rock.

(los sueños son como líneas de dominó)

miércoles, 4 de agosto de 2010

Destellos de una carta que salió de una cárcel en New Jersey.

Dile a la Ninis que aquí también parece la ONU.


No he perdido la fe.


Soy inocente.


Te pido algo: cada que te tomes una, échate la primera a mi salud.


a veces me desespero.


Al principio no agarraba la onda de quién me escribía pero al ir leyendo dije: es la pinchi Lore.


Nosotros crecimos juntos.



martes, 3 de agosto de 2010

In Los Angeles there is a plaza where mariachis gather and wait for gigs, the men come from all over California on weekends, they live for three days inside tiny apartments near the plaza. The rest of the week they go home to be with their families. They play the guitar, the trumpet, the vihuela, the violin. They have names like Saúl and Temo. They form tiny mariachis with only four or five members because a Mariachi of more than seven musicians it's too expensive.

In a bad economy, even mariachis shrink.
I dislike the woman, I won't say I don't.

(Yesterday I realized that I haven't  dreamed in a long time. I daydream, but that's something else.)

I had some sharp scissors in my hand and she was following me, annoying me, talking non stop. She's one of those, always saying a big blur of boring nonsense. I tried to get away but she wouldn't leave me alone. So at a certain moment of extreme desperation and boredom y punctured her right leg with the scissors making four deep bloody holes.

(I had never hurt anybody in a dream)

Then she left and finally, I had a little bit of silence. There was some blood on the window, I was in my old bedroom in my parents house. The blood looked like cherry jello.

(after that I dreamed of a kids' party, a pool, little cakes, the beach, a motorcycle, holding little kids' hands as we were hiking down to the beach)

domingo, 1 de agosto de 2010

Un video donde aparece la fabulosa Jenny Donovan,  su fiel mastín el Tolstoi (mejor conocido como el Toy Story), Iana, sus difujos y algunos otros gringos que han migrado al sur.

Gringos Living in Tijuana from Katherine Sweetman on Vimeo.