sábado, 28 de mayo de 2011

No deja de temblar.
En un cartel descubro por primera vez el término Rockteño.



La piel (en todo) siempre es lo mejor.

Voy en busca de los olores del mercado escapista del sábado.

Recuerda: nunca hagas planes de levantarte tarde, no funcionan.

Recibo la propuesta de mudarme a Estados Unidos con roomates. Cierro los ojos, levanto la cara, tanteo el aire: eso no puede presentirse peor.

Mamá, qué prefieres? plum, lavender or violet?


Es un día para pensar.

jueves, 26 de mayo de 2011

martes, 24 de mayo de 2011

Es la segunda vez que termino la prepa.

It's time to leave.
Ojos aún sin abrir, me levanto en automático. A medio dormir preparo el café. De vuelta a la cama.

Una vez despierta pienso en trabajo: no en el del salario, sino en el libre.

Descubro que las seis de la mañana es muy buena hora para perder la vergüenza.

Escribo un email que en otro tiempo me hubiera tomado dos días enviar. Cuando el email se va, descubro que la vergüenza no sólo estorba, sino que es parte de mi herencia mexicana-guadalupana-clase-baja-complejo-de-clase-media.

lunes, 23 de mayo de 2011

¿Qué es más, un putero o un chinguero?
A veces los niños de mi escuela cuando alguien dice algo muy obvio hacen como zombies, y cuando alguien dice algo que no les gusta hacen sonido de foca herida... iba a decir que hacen como perro atropellado pero sería exagerar, más bien es sonido de foca mordida por un tiburón.

(con la edad, las comparaciones de Ninis se tornan complejas)

sábado, 21 de mayo de 2011

tengo ganas de levantarme tarde.

quiero ocio y abandonar todas las estructuras.

la desesperanza y el calor de las manos

(sin palabras, se acaban los secretos)

la urgencia y un cerillo

la calma y una contradicción

(su nombre no es un palíndromo, es un anagrama, de esto me enteré gracias a una factura. Es la primera vez que el fisco me sirve de algo)

Cuatro nombres que parecen dos

Ocho días más ¿cómo olvidarlo?

qué chistoso se reb/velan las mayúsculas cuando alguien decide no usarlas.

(tambien los puntos)

(y las enes)

he olvidado si el papel tapiz del hotel en Juárez tenía flores o animales salvajes.

(me gusta decir Kalashnikov y me gusta más escuchar que alguien la diga)

(cómo demonios una palabra así acabó convirtiéndose en un "cuerno de chivo")

Estaba debajo de mi carro, la recogí. Se la enseñé a la Míriam:

--Mira lo que me encontré ¿Que significará?
--Pos es un bato y trae dinero en la mano, ha de ser algo bueno ¿es güero? Ah, pero trae mallas rojas, que onda con eso?
--No sé, creo que es el joto de oros.

miércoles, 18 de mayo de 2011

¿No le pasa que hay días en que hasta el hombre que vende periódico en el semáforo le dice algo lindo? Llega usted al toll booth y se encuentra con que el carro anterior pagó su cuota, el día le sonríe, hasta lo que usted pierde reaparece con una sorpresa. Pero hay días tan jodidos que por más esfuerzos que usted haga nada sale bien. Se le olvida el paraguas, se forman complots en su contra en los que hasta sus amigos se ven involucrados, se da usted cuenta que la palabra "libertad" es algo que cuando no es el lugar común de todos conocido, es algo que aterroriza. Usted da vueltas y vueltas mientras ve nacer la burocracia y entiende que los sistemas y las estructuras y los métodos son la base del desmadre en que usted se encuentra y entonces sale, y el viento y su pelo le envuelve la cabeza y luego la lluvia peor que nunca y usted recuerda al hombre que parecía mujer  que recorría la orilla de la carretera colgando de la correa de su perro y al recordarlo usted recuerda que pensó que debía ser algo muy valiente (y dulce) caminar bajo la lluvia con un perro, pero el pelo se revuelve y cae la lluvia y su puto celular no tiene dinero y hay que cancelar una cena familiar y usted sale de la lectura y tiene hambre y pone dinero al puto celular y llama y llama y llama y le contestan y usted cancela y cancela y cancela y usted quiere huir pero siente la obligación de volver y vuelve, pero sabe que debió irse y al final usted atraviesa el estacionamiento sin paraguas y no entiende cómo es que las cosas buenas pueden convertirse en pendejadas y el pelo se envuelve en su cabeza y ha dejado el sombrero en el carro y nada la protege y usted recuerda los amores desvanecidos, los muertos, los desaparecidos, los que nunca existieron. Sin rencor, sin malicia, sin tristeza y piensa por un momento si las teorías de género están a su favor o en su contra y sí, es martes, hace frío, el paraguas se quedó en su casa y lo único que usted tiene de cierto es que le cae una lluvia fina, chingaquedito que sólo sirve de atmósfera para todas sus pequeñas tragedias.

martes, 17 de mayo de 2011

El producto final de mis alumnos de prepa es presentar una obra de teatro, hoy hubo de todo:

Un melodrama de escenario circundante en el que se mezclaba la trata de mujeres, el narcotráfico y las persecusiones a alta velocidad.

Un remake del cuento de Blanca Nieves en el que la princesa era un alumno con pechos de papel, peluca, lipstick rojo y un tutú amarillo que se parecía peligrosamente a la profe de literatura.

Una pieza conceptual minimalista de estética tarantiniana en la que había pistolas, corbatas negras, mujeres fáciles, políticos corruptos, persecusiones a alta velocidad, muerte de espectadores y litros de jugo de betabel derramados por el suelo.

Fue un día que me hizo muy feliz, pero al final hubo quejas porque los alumnos se escapaban de sus clases para ver las obras que presentaban los míos. En fin.

viernes, 13 de mayo de 2011

Love to read in the morning. Even when it's really early and I'm rushed to take my daughter to school/go to work, I get a book, read a little thing, and then I can go.

Today I had a little more time,  after I finished a really bad short novel, I needed to clear my mind. I read "No se culpe a nadie de mi muerte",  only Cortázar could ever fight a sweater with such grace. I though of the character and remembered that when my daughter was a baby, she was afraid of pull-overs.

I though she hated them because they brought hidden memories of the moment when she was born.

lunes, 9 de mayo de 2011

Hoy no fue mi día, pero pudo haber sido peor. Llanta ponchada, pero familiares y vecinos al rescate. Reclamos de llantera, pero me devolvieron mi dinero. Compré nueva llanta pero me rompieron uno de los tornillos.

Camino a casa Ninis me dijo:

--¿Los escritores siempre tienen ganas de escribir?
--Así como de leer ¿no te pasa que a veces estas leyendo y sólo quieres leer? pasa igual cuando estás escribiendo, sólo quieres escribir ¿por qué me preguntas?
--Es que ahorita sólo quiero escribir, ya quiero llegar a la casa.
--Sí, es un vicio.
Ninis veía en repetición el pandemonium en que se convirtió el futbol el sábado; hombres de panza desnuda trepados en las cercas hacían girar por el aire las jerseys de su equipo. Otros asidos de la cerca se empeñaban en hacerla caer, volaban botellas, gases lacrimógenos, los niños eran evacuados por la cancha, las mujeres tambien, corría la sangre, tronaban los huesos, la policía trató de ejercer el monopolio de la violencia que en esta ocasión fue de todos y para todos. Estaba absorta en la fiesta-violencia, los únicos que le causaban un poco de lástima eran los niños. Me dijo con fascinación:

--Eso parece un apocalipsis de zombies.
Desvelos ajenos.

La llamada telefónica de la amiga que dice: "estamos haciendo la resistencia".

(sobrevivir, trabajar, crear, ser responsable serán ejercicios de resistencia?)

Hoy son once años después del nacimiento de mi hija. Recuerdo que ya estaba ahí y nadie decía la hora hasta que pregunté y me respondieron, eran las 00:03.

Lo que más recuerdo es su calor al abrazarla por primera vez. Así me siento por dentro.

Su calor era el calor del centro de mi cuerpo.

sábado, 7 de mayo de 2011

Ayer puntadas fuera. Su aderezo, un poco de alcohol ¿No fumar en tres semanas? qué risa. ¿No café en tres semanas? por supuesto que no. ¿No sol en una semana? más bien dos días.

Hoy festejamos los 11 de Ninis. Pidió fiesta de rockstar, se va a disfrazar de Joan Jett.

viernes, 6 de mayo de 2011

Old, so old.

oh, so old.

tired and so old.
No sé cómo llegué aquí, pero me dieron unos twinkies...

(frase de escape de un backstage aglomerado)

domingo, 1 de mayo de 2011

I'd like an extra month off.
Lindo año, no le parece a usted?
Desde hace diez años cada que voy a una reunión familiar escucho dos preguntas que odio: "¿Cuándo vas a tener otro bebé?" y "¿Por qué estás tan delgada, has estado enferma?"

La familia crece no solo en número, sino en volumen, mientras yo no me multiplico y uso la misma talla desde los quince años. Ayer  mi respuesta fue: "cómo joden, si no he tenido más hijos es porque no he querido y si estoy flaca, es porque así quiero estar, qué tiene de malo?"

No hubo más comentarios.
Another funeral, this time in San Diego. Christian church, lots of singing and praising. It's a little much for me. I leave the room and take my daughter for a walk, then we go back to waiting hall, we sit for a while. An old woman approaches us, she asks if she can sit down. She asks me what church I go to, when I tell her I don't (unless those work meetings at the college chapel count as going to church), she immediately judges me. In a very soft spoken way she tells me that I'm a know-it-all that's going to hell, I thank her and tell her that organized religion is not for me and that everyone should be free to choose if they want to believe in the divine or not. She asks if she can say a prayer for me. I tell her she can. She closes her eyes and gives me a lecture disguised as a prayer. I listen respectfully; just like she has made a judgement on me, I have made one on her. At the end she tells me that if I don't receive Jesus in my heart, for all she knows, I can die in a car crash as soon as I leave the funeral and well, If she dies in a car crash when she leaves, she will see Jesus, but I won't.

--Está tocando a la puerta de tu corazón, yo era como tú, creía que sabía muchas cosas, pero no es casual que te viera aquí y sintiera deseos de hablar contigo. Es él quien me envía.

She tells me if I'm ready to receive Jesus in my heart. I just want her to go away, she had just told me that I will die and go to hell because I won't participate in her beliefs. I just smile politely and thank her for her prayer.